Qué otra mascota puede tener un vampiro?

Bienvenido

Bienvenido al blog de El Conde. En este espacio encontrará el reflejo de obscuras obsesiones, fuente y matriz que impulsan estas historias.
Historias de amores, de agonías, de ese absurdo que surge de la fusión entre realidad y las ideas.

martes, 20 de julio de 2010

http://www.youtube.com/watch?v=ipzR9bhei_o
Verbo.


¿Cuántas veces más haré trizas
 tu nombre en mi silencio?
¿De cuántas bocas deberé oírlo
y fingir que no?
Pero es tu silencio peor que las peores voces
de las peores sentencias.
Dime mi cuerpo con tus manos.
Verbaliza con tus besos
que este amor es a pesar de todo.
Explícame en una mirada
que soy el camino de tu voz.
Y en un abrazo cuéntame
que digan lo que digan
no callarás este grito.
Serás mi mejor obra,
la blanca poesía
sin versos sombríos.
Al fin y al cabo,
son sólo palabras mías                                                                                                                 Verboide

Mis palabras son sólo
Al cabo y al fin
Versos sombríos
Sin poesía blanca
La mejor de mis obras serás.
Este no grito callarás
Que digan, que lo digan
Que es un abrazo contado.
Voz de tu camino y
en una mirada explicita soy.
Todo es a pesar del amor
De los besos verbalizados.
Tus manos en mi cuerpo dicen
La sentencia peor
De las voces peores
Peor que tu silencio
Y no fingir
Deberé oírlo de cuantas bocas
¿En mi silencio tu nombre
Cuantas trizas hare más veces?
El Conde

El sol equivocado

Fumar es tenerte por un momento,
entrego mi vida de a poco
como la di desde que te amo.
Fumo tu marca, respiro tu veneno
y en mi mareo veo tus ojos,
el ademán del fuego en tus manos.
Nuestro tiempo se quedó en mi boca
como un insecto vivo.
Ni la noche más pesada se precipita
es una tarde que muere en un tejado encendido.
Así suspendido entre la tarde y la noche,
así espero que me llegue tu mirada
doblando las esquinas, atravesando las piedras,
los cementerios, las carnes
y en otros ojos se me aparezca de repente.
He deificado el sol equivocado
el que te perfumaba de palabras
y no te creí o tal vez si.
He deificado el sol equivocado,
será por eso que vivo de noche
y tampoco es la opción correcta.
Es por eso que fumo, que aspiro tu veneno.

El Conde

domingo, 18 de julio de 2010

Artículo

Cuando tristemente descoses mis palabras,
es cuando una urgencia de tenerte se me desliza
por los ojos ya muertos de ver tu espalda
cuando te vas a un mundo de luces,
que no es el mío, que a pesar del ruido
me sumerge en el silencio,
y vuelvo a mis oscuridades,
a mis libros que siempre,
a mis proyectos que nunca.
Tu espalda antes campo de mi generosa boca
Tus besos que acentúan el artículo “el”
Prometeo de mentiras, callas,
sólo callas y acusas a mi triste sino
de llevarte conmigo a la espera que nunca,
a mi amor que jamás.

El Conde