Qué otra mascota puede tener un vampiro?

Bienvenido

Bienvenido al blog de El Conde. En este espacio encontrará el reflejo de obscuras obsesiones, fuente y matriz que impulsan estas historias.
Historias de amores, de agonías, de ese absurdo que surge de la fusión entre realidad y las ideas.

martes, 10 de agosto de 2010

Hombre tomando café


Es de noche, un café solo, como hace mucho tiempo. Las mandíbulas se mueven por comer y tragarse las inútiles palabras. Alguien se muere en el televisor bajo las balas y alguien sobrevive aliviado con el trozo de justicia que cree que le corresponde. Y yo tocando fondo.

La calle vacía por ratos señala destinos cálidos, y estas ganas de no, la esperanza de también, y yo tocando fondo.
Hay fondos de lata oxidada, fría y áspera. Los hay terrosos y duros, los hay de filoso hielo y hay algunos desconocidos a los que nunca se llega, se también que hay unos llenos de ojos y otros de manos, pero a todos se llega boca abajo.
Todos son el último pucho, la última noche, la última soledad, la última pena. Mañana siempre es el primer día, comenzar de nuevo, volver al ruedo, jugar a ser. Y yo tocando fondo. Un fondo palpable con las manos, suave pero rugoso, tibio y húmedo tocado con la punta de los dedos cabeza abajo, sostenido de los pies por la cordura y la tendencia a sobrevivir.
¿Hay algo más inútil que un reloj? Es lo mismo que sean las dos, las diez o las siete y cuarto yo sigo tocando un fondo suave, rugoso húmedo y tibio.

El Conde

No hay comentarios:

Publicar un comentario